fbpx

La apnea del sueño tiene solución

La apnea del sueño

¿Sufres de apnea del sueño? Quizás ni tan siquiera lo sepas. Es un grave problema que provoca que no tengas un sueño reparador, que no duermas bien. Y esto acarrea consecuencias para tu día a día y tu salud. Vamos a tratar de identificarlo y ponerle soluciones.

¿Qué es la apnea del sueño?

La Apnea Obstructiva del Sueño es un fenómeno que produce paradas (de unos 10 segundos) y reactivaciones de la respiración mientras se duerme. Es causado porque los músculos y membranas de las vías respiratorias se relajan y bloquean las vías respiratorias de forma momentánea. Si estas vías respiratorias se bloquean totalmente, hablamos de apnea, si sólo lo hacen de forma parcial, de hipoapnea. Se trata de un fenómeno bastante común en adultos, ya que aproximadamente el 25% de las personas lo tienen, muchos de ellos sin saberlo, sin diagnosticar. El uso de una almohada inadecuada puede acentuar este proceso.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo asociado a la apnea del sueño son:

  • Sobrepeso: influye de diferentes formas, entre ellas la reducción de las vías respiratorias a causa de grasa acumulada en zonas cercanas.
  • Sexo: en hombres es el doble de común que en mujeres (a pesar de que ellas suelen dormir peor).
  • Edad: la probabilidad de tener apnea aumenta con la edad.
  • Menopausia: puede provocar la aparición de la apnea.

Síntomas y problemas asociados a la apena

A pesar de puede ser incluso asintomático, la apnea del sueño produce graves trastornos a las personas que lo sufren, y no sólo durante las noches, sino en diversos aspectos de su vida y salud:

Cansancio, hipersomnolencia y dolor de cabeza durante el día.

– Emisión de ronquidos durante la noche.

Problemas metabólicos (incluyendo tendencia al sobrepeso).

Reflujo gástrico.

– Problemas cardiovasculares.

Depresión.

Apena del sueño y descanso

En general, las personas con apnea del sueño sienten que duermen y descansan peor que las que no lo tienen. Además, cuanto más severa es la apnea, peor se sienten las personas después de cada noche, como se ve en el siguiente gráfico (modificado a partir de Duarte et al. 2020):

Soluciones al alcance de todos

Es importante señalar que la apnea del sueño puede tener a llegar remedio. Este puede ser de tres tipos: cambios en el comportamiento del paciente, uso de aparatos médicos (como respiradores o posicionadores de mandíbula) y cirugía (cambios en las membranas/zonas que producen la apnea). Nosotros nos centraremos en los primeros de ellos: qué puede hacer una persona por sí misma para evitar la apnea del sueño. Estos son pocos, pero importantes y efectivos:

Conclusiones

La apnea obstructiva del sueño es un grave problema para la salud, incluyendo para el sueño. No nos deja descansar bien. La buena noticia es que puedes mejorar privándote de alcohol, haciendo ejercicio, llevando una dieta equilibrada, manteniéndote en tu peso ideal y evitando dormir boca arriba (una almohada adecuada puede ser útil). Si aún no estás diagnosticado con apnea del sueño, pero te sientes identificado con los síntomas expuestos, pregúntale a tu médico.

Únete a Sleep Club y Descarga GRATIS tu Guía de 13 pasos para dormir mejor.

No olvides visitarnos en Facebook.

Referencias

Ashrafian H, Toma T, Rowland SP, et al. (2015) Bariatric surgery or non-surgical weight loss for obstructive sleep apnoea? a systematic review and comparison of meta-analyses. Obes Surg. 25: 1239-1250.

Benz F, Knoop T, Ballesio A, et al. (2020) The efficacy of cognitive and behavior therapies for insomnia on daytime symptoms: A systematic review and network meta- analysis. Clinic. Psychol. Rev. doi 10-1016/j.cpr.2020.101873.

Duarte RLM, Mendes BA, et al. (2020) Perception of sleep duration in adult patients with suspected obstructive sleep apnea. Plos One 15: e023803.

Edwards C, Almeida CP, Ford AG (2020) Obstructive sleep apnea and depression: A systematic review and meta-analysis. Maturitas 142: 45-54.

Dempsey JA, Veasey SC, Morgan BJ, O’Donnell CP (2010) Pathophysiology of sleep apnea. Physiol Rev 90: 47-112.

Gottlieb DJG, Punjabi NM. Diagnosis and Management of Obstructive Sleep Apnea: A Review. Clinical Review & Education 323: 1389-1400.

Guilleminault C, Black JE, Palombini L, Ohayon M (2000) A clinical investigation of obstructive sleep apnea syndrome (OSAS) and upper airway resistance syndrome (UARS) patients. Sleep Med 1: 51-56.

Iftikhar IH, Bittencourt L, Youngstedt SD, etal. (2017) Comparative efficacy of CPAP, MADs, exercise-training, and dietary weight loss for sleep apnea: a network meta-analysis. Sleep Med 30: 7-14.

Kline CE, Crowley EP, Ewing GB, et al (2011)The effect of exercise training on obstructive sleep apnea and sleep quality: a randomized controlled trial. Sleep 34: 1631-1640.

Peppard PE, Young T, Barnet JH, Palta M, Hagen EW, Hla KM (2013) Increased prevalence of sleep-disordered breathing in adults. Am J Epidemiol 177: 1006-1014.

Peppard PE, Young T (2004) Exerciseand sleep-disordered breathing: an association independent of body habitus. Sleep 27.

Punjabi NM (2008) The epidemiology of adult obstructive sleep apnea. Proc Am Thorac Soc 5: 136-143.

Russell MB, Kristiansen HA, Kværner KJ (2014) Headache in sleep apnea syndrome: epidemiology and pathophysiology. CephalalgiA 34: 752-755.

Srijithesh PR, Aghoram R, Goel A, Dhanya J (2019) Positional therapy for obstructive sleep apnoea. Cochrane Dat Syst Rev, doi: 10.1002/14651858.CD010990.pubB2

Young T, Peppard PE, Gottlieb DJ (2002) Epidemiology of obstructive sleep apnea: a population health perspective. Am J Respir Crit Care Med 165: 1217-1239.

Young T, Shahar E, Nieto FJ, et al; Sleep Heart Health Study Research Group (2002) Predictors of sleep-disordered breathing in community-dwelling adults: the Sleep Heart Health Study. Arch Intern Med 162: 893-900.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *