fbpx

El aceite CBD no ayuda a dormir mejor

SUSCRIBETE A CONSEJOS PARA DORMIR
aceite cbd para dormir

¿Qué es el CBD?

El aceite de CBD es un producto que recientemente se está promocionando mucho como facilitador del sueño. El CBD es el cannabidiol, un componente extraído de la planta de la marihuana (Cannabis sativa). Esta planta es ampliamente conocida por multitud de razones diferentes, desde su uso psicotrópico/recreacional hasta terapéutico. En el caso del CBD, este efecto psicotrópico no está presente y la sustancia ha demostrado ser no tóxica y bien tolerada en humanos, además de tener una baja tasa de adicción. Pero, ¿ayuda a dormir mejor?

Efectos del CBD en el cuerpo

Tanto el CBD como el THC (otro de los cannabinoides más abundantes en la marihuana) han demostrado tener efectos sobre la ansiedad y el estado de ánimo de las personas. Ambos interactúan con nuestro sistema fisiológico interno, incluyendo partes del mismo relacionadas con el sueño. Incluso algunos estudios han sugerido que estas sustancias podrían tener efectos en el sueño. Y es por ello que comercialmente se asegura que el CBD ayuda a dormir mejor.

No ayuda a dormir mejor

Muy recientemente se han revisado los trabajos científicos que estudiaban si el CBD afectaba al sueño. Sus diseños y resultados eran diferentes y contradictorios. Finalmente, tras su valoración se ha concluido que el CBD no ayuda a dormir mejor en personas sin patologías previas (sanas). Incluso en altas dosis, no se han encontrado diferencias en lo que respecta al sueño entre la administración de CBD y placebo. Ni tampoco tomando el CBD de forma oral ni vaporizado.

De hecho es posible incluso que el CBD tenga propiedades estimulantes a ciertas dosis. Sin olvidar que un uso crónico a largo plazo de estas sustancias como hábito para dormir está asociado a un mayor riesgo de dependencia del cannabis.

Excepciones

Es destacable en cambio que el CBD parece que sí ayuda en casos concretos de problemas con el sueño. Uno de ellos es el de los pacientes con trastorno de conducta durante el sueño REM (TCRS en español, RBD en inglés). Otro es el de las personas con excesiva somnolencia durante el día.

Conclusiones y consejos de SLEEP CLUB

El aceite de CBD no ayuda a dormir mejor. Si tienes problemas con el sueño, prueba otras cosas. Si lo que necesitas es relajarte para dormir, la meditación o las respiraciones pueden ayudarte. Si lo que tienes es un desfase de tu ritmo biológico del sueño, prueba la melatonina (la hay combinada con relajantes naturales). Evita sustancias y métodos que no estén avalados científicamente. Prueba con los cambios de hábitos que se describen en nuestra guía de 13 pasos para dormir mejor.

A pesar de todo, la investigación en CBD continúa cada vez con más y mejores estudios científicos. Si algo cambiara, este artículo también lo haría.

Únete a Sleep Club y Descarga GRATIS tu Guía de 13 pasos para dormir mejor.

No olvides visitarnos en Facebook

Referencias

Babson KA, Boden MT, Bonn-Miller MO (2013) The impact of perceived sleep quality and sleep efficiency/duration on cannabis use during a self-guided quit attempt. Addict Behav 38: 2707–13.

Babson KA, Sottile J, Morabito D. (2017) Cannabis, cannabinoids, and sleep: a review of the literature. Current Psychiatry Reports 19: 23.

Babson KA, Boden MT, Harris AH, Stickle TR, Bonn-Miller MO (2013) Poor sleep quality as a risk factor for lapse following a cannabis quit attempt. J Subst Abus Treat 44: 438–43.

Carlini EA, Cunha JM. (1981) Hypnotic and antiepileptic effects of cannabidiol. J Clin Pharmacol 21: 417S–27S.

Chagas MH, Eckeli A, Zuardi AW, Pena‐Pereira MA, Sobreira‐Neto MA, Sobreira E, et al. (2014) Cannabidiol can improve complex sleep‐related behaviours associated with rapid eye movement sleep behaviour disorder in Parkinson’s disease patients: a case series. Journal of Clinical Pharmacy and Therapeutics 39: 564-6.

Gates PJ, Albertella L, Copeland J (2014) The effects of cannabinoid administration on sleep: a systematic review of human studies. Sleep Medicine Reviews 18: 477-87.

Kuhathasan N, Dufort A, MacKillop J, Gottschalk R, Minuzzi L, Frey BN (2019) The use of cannabinoids for sleep: A critical review on clinical trials. Experimental and Clinical Psychopharmacology 27: 383-401.

Machado Bergamaschi M, Helena Costa Queiroz R, Waldo Zuardi A, Crippa AS (2011) Safety and side effects of cannabidiol, a Cannabis sativa constituent. Current Drug Safety 6: 237-49.

McPartland JM, Duncan M, Di Marzo V, Pertwee RG (2015) Are cannabidiol and Δ9‐ tetrahydrocannabivarin negative modulators of the endocannabinoid system? A systematic review. British Journal of Pharmacology 172: 737-53.

Mednick SC, Christakis NA, Fowler JH (2010) The spread of sleep loss influences drug use in adolescent social networks. PLoS One 5: e9775.

Murillo-Rodríguez E, Di Marzo V, Machado S, Rocha NB, Veras AB, Neto GA, et al. (2017) Role of N-Arachidonoyl-Serotonin (AA-5-HT) in sleep-wake cycle architecture, sleep homeostasis, and neurotransmitters regulation. Frontiers in Molecular Neuroscience 10: 152.

Murillo-Rodríguez E, Millán-Aldaco D, Palomero-Rivero M, Mechoulam R, Drucker-Colín R (2008) The nonpsychoactive Cannabis constituent cannabidiol is a wake-inducing agent. Behavioral Neuroscience 122: 1378.

Murillo-Rodríguez E, Sarro-Ramírez A, Sánchez D, Mijangos-Moreno S, Tejeda- Padrón A, Poot-Aké A, et al. (2014) Potential effects of cannabidiol as a wake-promoting agent. Current Neuropharmacology 12: 269-72.

Nicholson AN, Turner C, Stone BM, Robson PJ (2004) Effect of Delta-9- tetrahydrocannabinol and cannabidiol on nocturnal sleep and early- morning behavior in young adults. J Clin Psychopharmacol 24: 305–13.

Pava MJ, Makriyannis A, Lovinger DM (2016) Endocannabinoid signaling regulates sleep stability. PLoS One 11: e0152473.

Suraev AS, Marshall NS, Vandrey R, McCartney D, et al. (2020) Cannabinoid therapies in the management of sleep disorders: a systematic review of preclinical and clinical studies. Sleep Medicine Reviews 53: 101339.

Zuardi AW (2008) Cannabidiol: from an inactive cannabinoid to a drug with wide spectrum of action. Rev Bras Psiquiatr 30: 271– 80.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *